Los raseros, marcos y tintas son elementos importantes para la impresión de serigrafía textil y gráficos. Conoce más de ellos aquí.

El rasero es uno de los instrumentos más importantes utilizados en serigrafía. Es una parte única e integral del proceso. Mediante las variables del ángulo, presión y velocidad, el rasero controla la cantidad correcta de tinta necesaria para llenar la malla de la pantalla.

Desafortunadamente y con demasiada frecuencia, muy pocos impresores se detienen a evaluar el tipo y estado del rasero con los que imprimen largos tirajes por que al parecer “todavía aguanta” o no importa el tipo de punta que tenga, sirve para imprmir.

USO DEL RASERO

A simple vista puede parecer fácil solo sostener el rasero y moverlo, sin embargo es muy crucial la forma en que se sotiene, la presión que se aplica y el ángulo en que se coloca.

Si se realizan correctamente los pasos, se obtendrá una buena impresión, sin embargo, también depende de 4 factores muy importantes.

En esta parte hablaremos más sobre la dureza.

DUREZA

El durómetro representa la dureza y la resistencia del material del rasero (más comúnmente hecho de poliuretano debido a su composición química superior y resistencia a la abrasión), a diferencia del módulo, que representa la flexibilidad de la hoja.

El durómetro, junto con la formulación química, el tamaño físico y la forma de la hoja determina sus características de doblado, flexión y compresión. Controla el ángulo de impresión, afecta la velocidad de impresión, depósito de tinta y adaptabilidad a la superficie.

REGLA GENERAL

A simple vista puede parecer fácil solo sostener el rasero y moverlo, sin embargo es muy crucial la forma en que se sotiene, la presión que se aplica y el ángulo en que se coloca.

USOS

REGLA GENERAL

Los raseros, marcos y tintas son elementos importantes para la impresión de serigrafía textil y gráficos. Es indispensable limpiar las regletas inmediatamente después de imprimir, nunca las deje sumergidas en sustancias solventes afilar sus raseros, hágalo siempre después de que han estado en reposo, limpias y secos, y antes de que inicie con su producción.

Procure guardarlos en posición plana y no enrollados, y una vez que estén armadas las rasquetas, no las apoye del lado de la hoja.

Si quieres conocer más acerca de materiales para la impresión por serigrafía, lee nuestro blog sobre Herramientas Básicas para la Serigrafía

0